Fue en el año 2002 cuando por primera vez se juntaron sueños con voluntades, y se marcó un antes y un después en el espacio público de la Ciudad de Guatemala. En ese año se entrega a la ciudad apenas un par de calles, 200 metros lineales de espacio público peatonal, diseñado para el encuentro, la convivencia y la colaboración. Se inaugura el Distrito Cultural 4Grados Norte en la Vía 5 de la zona 4, una zona largamente abandonada en su historia de lugar brillante como el Cantón de la Exposición, marcada por el sino de su nombre y la visión de soñadores que a finales del siglo XIX, imaginaron la Zona 4 como la “galería” para mostrarle al mundo lo mejor que el país producía en términos comerciales, artísticos y sociales.

4Grados Norte fue el primer emisario contemporáneo que siguió el sino de la historia para abrir el barrio a la ciudad con una agenda cultural, gastronómica, diversa y familiar.

Esas dos cuadras nos permitieron asomarnos a un mundo al aire libre en un país de clima privilegiado pero que por décadas había preferido guardarse atrás de altos muros cimentados en el miedo y la desconfianza. Como todo sueño, este fue difícil de sostener… a este sueño le hacía falta lo imprescindible, le hacía falta la gente, le hacían falta espacios para vivir.

¡La ciudad debe ser por y para la gente!
Es en 2007, luego de varios años de estudio, aprendizaje y reflexión, de entender que el alma de los barrios son sus habitantes, que las calles deben ser espacios vivos y que la clave en todo proceso urbano es la gente, el sueño renace fortalecido por la historia y la experiencia para dar vida a Fundación Crecer Guatemala, una organización con una visión de ciudad viva, sostenible y respetuosa de su entorno natural, con espacios públicos dignos y de calidad, con propuestas de proyectos densos, centrales y de uso mixto, primordialmente con espacios para vivir! Una ciudad diversa e inclusiva que genere oportunidades y sobre todo que promueva la felicidad de sus habitantes. 11 años de sueños llenos de banquetas, bancas, árboles, espacio público, murales, ciclovías, arte y parques… algunos los hemos hecho realidad y otros están pendientes.

A lo largo de este tiempo, hemos trabajado a la par de personas increíbles, que se atreven a pensar que nuestra ciudad puede ser distinta. Hemos ubicado parques que podrían aportar gran valor, conocido desarrolladores que le apuestan a la ciudad del futuro, aunque algunas veces hoy no sea tan comercial.

Ahora abrimos un nuevo capítulo y te invitamos a formar parte de este sueño de ciudad: Guatemala 2032.