Nuestra ciudad está llena de barrancos, conforman el 42% del territorio y 18 de las 22 zonas de la ciudad colindan con éstos. Guardan un vital capital ecológico: son corredores biológicos, reservas de agua y son los pulmones de la ciudad. Lamentablemente han sido olvidados en la dinámica urbana y están en riesgo. Actualmente reciben todo lo que no queremos ver: drenajes, basura y asentamientos.

barranqueando3 copia

Por esta razón, varios ciudadanos nos hemos unido para proteger y potenciar estos espacios tan importantes por medio de un movimiento llamado Barranqueando.
Barranquear es una actitud. Una oportunidad para conectarnos nuevamente con nuestro entorno y con las personas que vivimos. Es un nuevo estilo de vida que alimenta la convivencia, construye confianza y seguridad, fomenta la movilidad sostenible, potencia los ecosistemas naturales y enriquece la experiencia en la ciudad.

Barranqueando somos muchos, instituciones, fundaciones, ciudadanos y académicos con experiencia en barrancos y temas sociales, ambientales y económicos afines a estos. Unidos por una visión: “Barrancos sanos para Ciudades Sostenibles”.

Al barranquear es posible soñar con ser una de las ciudades más verdes y bellas del mundo. Recuperamos el inconsciente colectivo de muchas generaciones de guatemaltecos de compartir barranqueando como una actividad de aventura y naturaleza.

Cualquier persona que esté interesada en rescatar los barrancos, que los quiera proteger, conocer sus aves, sanar sus ríos contaminados y gozar de estos espacios de increíble riqueza natural, puede ser parte del movimiento. ¡Todos están invitados!

Más detalles en www.barranqueando.org, Facebook e Instagram.

Manual de Barranqueros

¡Todo lo que debes saber para empezar la aventura!