El Urbanismo Táctico se define como acciones de corto plazo que buscan generar cambios a largo plazo, toda táctica debe estar asociada a un objetivo definido y debe poder medirse, la generación de información y  la data medida se transforma en el argumento y respaldo objetivo para validar las propuestas y convertirlas en proyectos formales de ciudad a largo plazo, a través de la generación de políticas públicas o leyes que promuevan los cambios propuestos.

El Urbanismo Táctico es también una herramienta efectiva para promover el compromiso y la participación de la ciudadanía generando identificación y pertenencia en las propuestas de ciudad.